miércoles, 23 de enero de 2008

Tercer Domingo del Tiempo Ordinario

Lecturas: Is 9,1-4 Sal 26 1ª Cor 1,10-13.17 Mt 4,12-23

Isaías: El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz. La vara del opresor y el yugo los quebrantaste.

Salmo: El Señor es mi luz y mi salvación.

1ª Corintios: No andéis divididos, tened un mismo pensar y un mismo sentir. La única luz es la de Cristo, y nosotros sus discípulos.

Mateo: Jesús se establece en Cafarnaún (pueblo que habitaba en tinieblas). Convertíos porque está cerca el reino de los cielos. Llamó a Pedro y Andrés y dejándolo todo le siguieron. Recorría Galilea enseñando en las Sinagogas, proclamando el Evangelio y curando a los enfermos.

NOTA: Cada homilía está centrada en un signo a través del cual se explica el sentido que se pretende. Debe hacerse de una forma dinámica, con el ministro en medio de la Iglesia hablando con los niños, por lo cual aquí se dan ideas que deben ir modificándose espontáneamente en función de las respuestas de los niños.

Hoy vamos a utilizar como signo UNA LINTERNA MUY POTENTE O UNA VELA GRANDE y un niño con ella, que representa el buen camino por el que nos quiere guiar Jesús con su Buena Noticia. Varios niños representan a todos nosotros como pueblo de Dios que tenemos que elegir si seguimos un camino u otro. Otros niños representan las tentaciones de la vida (la comodidad, la codicia, el despiste). A estos niños se les ha explicado previamente su papel sin darles un guión para que improvisen los comentarios (tienen una gran originalidad entre los 7 y los 11 años)

Luego varios niños tienen que elegir entre los dos caminos que les ofrece la vida: el bien o el mal, y darse cuenta a qué destinos nos llevan dichas decisiones.

Vamos a tratar de que los niños se den cuenta a dónde nos llevan estos caminos y que son decisiones que tomamos cada día.



IDEAS PARA LA HOMILÍA

  • Estos últimos domingos hemos tratado de explicar las etapas por las que pasa Jesús: su nacimiento (Navidad), la manifestación de lo que era (Los reyes), su bautismo y la manifestación de Dios (Este es mi Hijo amado, escuchadle)
  • Han sido 30 años de formación, de interiorizar su misión (como el tiempo que pasamos estudiando, formándonos y preparándonos para independizarnos y trabajar en la vida).. y ya llega el momento de comenzar, de realizar su misión…..
  • Jesús comienza su vida pública ¿Qué significa esto? (que Jesús empieza a predicar)
  • Empieza a predicar la buena noticia, ¿a quién?, ( A nosotros, a todos.)
  • “El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz”. Jesús empieza su predicación. Ha venido a traer luz al mundo, para que no nos equivoquemos.

Salen los niños que nos representan y empiezan a caminar desde el fondo de la iglesia hacia nosotros en grupo y charlando. se encuentran con un niño parado en medio con la palabra “examen”, y detrás, por un lado al niño de la linterna diciendo “si quieres aprobar y tener un futuro debes estudiar”, y por otro lado a los otros chicos diciendo “qué tontería, vente a jugar, qué más da aprobar o no, no seas tonto”. Unos eligen el buen camino y otros el malo. Los que han elegido estudiar dicen en voz alta las notas: ¿Cuánto has sacado? 8,7,9…

Los otros siguen adelante y se encuentran con otro chico con un cartel “vendo tabaco, alcohol y droga”. El de la linterna dice “No te contamines, te llevará por el mal camino”, mientras con los malos dicen “por una vez nadie lo sabrá, eres un cobarde”. Unos eligen el buen camino y otros el malo… después los que han elegido el malo comienzan a sentirse enfermos….

  • Preguntar cómo se ha sentido cada uno de los protagonistas:
  • ¿el mal, qué pretendía? ¿A quién representaría? ¿Cómo se ha sentido? ¿Qué hacía para convencer al pueblo?
  • La comodidad, la pereza, la mentira, avaricia, egoísmo, odio, venganza.
  • ¿El pueblo, que pretendía? ¿A quién representaría? ¿Cómo se ha sentido? ¿Se ha dejado engañar o no?
  • A nosotros, a todos, grandes y pequeños…. Todos.
  • ¿El bien, a quien representaría? ¿Cómo se ha sentido? ¿Qué hacía para convencer al pueblo hacia el buen camino?
  • ¿En qué se parece esta representación a nosotros y a nuestras vidas?
  • Hay un mal que quiere engañarnos y llevarnos hacia la perdición.
  • Pero también hay un bien, que quiere llevarnos hacia el reino de Dios, reino de amor, de justicia… de luz. (para no equivocarnos)
  • Necesitamos muchas linternas que alumbren nuestras vida y nuestro camino…..
  • Esas linternas son los discípulos de Cristo (Sacerdotes, padres, catequistas, amigos, maestros, vecinos…….etc)
  • Tenemos siempre que dejarnos iluminar por Cristo, a través de sus discípulos
  • Y ser también nosotros linternas de los demás… para llevarles la luz de la vida y del bien.