viernes, 26 de febrero de 2010

CICLO C - 2º DGO DE CUARESMA 28.02.10

CICLO C – 2º DGO DE CUARESMA. Niños 28.02.10

Lecturas: Gn 15 Fp 3,17-4,1 Lc 9,28-36

Génesis: Dios le dijo a Abraham: mira las estrellas del cielo, así será tu descendencia, y firmó con él un pacto, sacrificó animales y a la hora de que ambos pasaran entre sus pedazos Abraham se durmió y Dios pasó solo firmando el pacto con él y su descendencia.
Salmo: El señor es mi luz y mi salvación ¿a quién temeré?
Filipenses: Seguid el ejemplo de los que creemos en Cristo, porque hay muchos que viven como enemigos de Cristo, para ellos su Dios es el vientre y su gloria sus vergüenzas. Nosotros somos ciudadanos del cielo del que aguardamos un salvador que nos transformará.
Lucas: Jesús subió con Juan, Pedro y Santiago a lo alto del monte y sus vestidos se volvieron resplandecientes y de repente aparecieron junto a Él, Moisés y Elías, y una voz del cielo dijo: este es mi hijo, escuchadle. Dijeron: vamos a hacer tres tiendas y nos quedamos aquí.

Signos que vamos a utilizar::
Un diploma de Médico (hecho a ordenador), un trofeo de futbol. Dos niños, uno que dice que quiere ser médico y otro que dice que quiere ser un gran jugador de fútbol.

HOMILÍA

1) Estamos en Cuaresma, que es tiempo de reflexión, de conversión, de cambio, de confesión…. Y de transformación….
a) ¿Pero vale la pena tanto cambio? ¿Qué conseguimos con esto?
b) Esto es muy difícil. …. Porque tenemos las tentaciones de la vida fácil, quererlo todo y hacer lo que nos da la gana… y cambiar es difícil, hace falta mucho esfuerzo.
2) Y para ello hoy las lecturas nos ponen ante un signo… subir a la montaña para desde allí mirar lo que hemos recorrido y los que nos queda por recorrer….
a) Decimos con esperanza, me queda mucho, pero llevo mucho recorrido.
b) Y esto nos da fuerzas para seguir subiendo..
3) Y esto es lo que nos dicen las lecturas de hoy, por ello, Dios le dice a Abraham:
a) te haré padre de una gran generación, pero tienes que creer en mí…
b) y le dice a Pedro, Santiago y Juan: mirad un rato el cielo, esto es lo que nos espera a todos, pero antes tenemos que pasar la Pasión…..
4) Y es que esto siempre es necesario. Tenemos que tener nuestros sueños, porque quien no tiene un ideal que conseguir, una meta, no tiene una razón por la que esforzarse cada día.
a) Ejemplo: Un niño le preguntamos ¿qué quiere ser? Y responde que futbolista, pero que para llegar hay que esforzarse mucho y no le gusta entrenar…. Es muy pesado …
i) Entonces le enseñamos un trofeo con su nombre que va a ser un gran jugador, pero para ello tiene que entrenar mucho.. y termina diciendo…. Vale la pena entrenar….
b) Otro ejemplo: Otro niño ¿qué quieres ser? , responde que médico, pero no sabe si podrá llegar a conseguirlo porque tiene mucho que estudiar y eso es muy pesado…..
i) Entonces le enseñamos el título de médico que será muy bueno y hará mucho bien en el mundo, pero tiene que estudiar mucho….. termina diciendo: vale la pena estudiar…
c) Y este ejemplo es válido para la vida del cristiano, porque Dios quiere que seamos bueno y santos, para que seamos felices, pero para eso necesitamos no desviarnos por malos caminos, a pesar de lo fácil que es y de que la oferta es grande.
5) Necesitamos CONSTANCIA……la forma de conseguir un sueño es estar despiertos y no dormidos.
a) Porque muchos hacen un esfuerzo grande de forma excepcional que no mantienen…. Estudiar un día, hacer dieta un día, esforzarse un día….
i) Porque tenemos el peligro de “la pereza”
b) Pero lo que necesitamos es esforzarnos todos los días: estudiar todos los días, entrenar todos los días, rezar todos los días.. mejorar todos los días…….
6) Pero para ello necesitamos la ayuda de Dios…. Su Palabra, sus sacramentos que son la fuerza que se nos da, la catequesis…
a) Son como el avituallamiento en las carreras de bicicletas, si no existiese no llegarían nunca a la meta…….. alimentémonos… para poder seguir esforzándonos en llegar a la santidad.
b) Pidamos al Señor que nos dé la fuerza, la constancia y la sabiduría; para llegar a ser aquello que Él quiere para nosotros, porque nos ama.