viernes, 13 de septiembre de 2013

CICLO C - 24 DEL T. ORDINARIO NIÑOS 15.09.2013


CICLO C – 24 DEL T. ORDINARIO. NIÑOS 15.09.13
Lecturas: Ex 32 Sal 50 Tim 1, 12-17 Lc 15, 1-32

Exodo: Y el Señor añadió a Moisés-- Veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz. Por eso, déjame: mi ira se va a encender contra ellos hasta consumirlos. Y de ti haré un gran pueblo. Entonces Moisés suplicó al Señor, su Dios:-- ¿Por qué, Señor, se va a encender tu ira contra tu pueblo, que tú sacaste de Egipto con gran poder y mano robusta? Acuérdate de tus siervos. Y el Señor se arrepintió de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo.
Salmo 50: Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa. Lava del todo mi delito, limpia mi pecado. R.-
Timoteo: Doy gracias a Cristo Jesús, nuestro Señor, que me hizo capaz, se fió de mí y me confió este ministerio. Eso que yo antes era un blasfemo, un perseguidor y un insolente. Pero Dios tuvo compasión de mí, porque yo no era creyente y no sabía lo que hacía. El Señor derrochó su gracia en mí, dándome la fe y el amor en Cristo Jesús
Lucas; -- Ése acoge a los pecadores y come con ellos. Jesús les dijo esta parábola: -- Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: "¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido" Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse… La parábola del Hijo pródigo.

Signos que podemos utilizar:
Pizarra y tiza…. O trípode y rotulador….se eligen un cuatro niños/as de edades diferentes y a cada uno se le invita a escribir en grande para que todos los vean una o varias palabras difíciles…. Hasta que cada uno se equivoca.

HOMILÍA
  1. Estamos empezando el curso, y ya desde el comienzo os aseguro que no va a ser fácil; ni en el cole, ni en la catequesis, ni en la familia…. Ya os aseguro que cosas os van a salir bien y otras mal. Que vais a tener aciertos y errores…. Seguro, porque esto es la vida, aunque seamos tan ciegos que vemos muy grandes nuestros aciertos y muy pequeños nuestros fallos, y al contrario, vemos muy pequeños los aciertos de los demás y muy grandes sus fallos…. Y esto es problema de Egoísmo.
  2. Sacamos a los voluntarios del más pequeño al grande: Les vamos indicando una serie de palabras y preguntando al público si las escriben correctamente o no….. y si no a la primera, a la segunda o tercera… todos se equivocan
    1. Estamos seguros que si fuésemos sacando a todos, tanto a chicos como a grandes, antes o después todos cometeríamos errores….
    2. Estos errores son por muchas razones, porque no nos damos cuenta, porque no lo sabemos, porque no hemos estudiado lo suficiente…. Siempre hay razones para estos errores…
  3. Y lo mismo que pasa con los fallos al escribir lo vamos a cometer con el resto de las cosas de la vida….por ejemplo:
    1. Levantemos la mano aquellos que nos han pitado alguna vez una falta jugando a fútbol, o los que nos ha reñido alguna vez el maestro, o nuestros padres……… todos, absolutamente todos cometemos errores….
    2. Esta es la primera enseñanza que la Palabra nos indica hoy…. No podemos mirar mal los fallos de los demás porque yo también cometo los míos.
  4. La segunda lección nos la explica la 2ª lectura, porque Timoteo reconoce que ha cambiado, que le han dado la oportunidad de cambiar y que gracias a esa oportunidad es ahora una persona nueva….
    1. Todos queremos ser mejores…. Todos quisiéramos ser tan buenas personas como Jesús o San Antonio Abad, tan buenos jugadores como Messi, tan listos como Einstein, etc….. a todos nos gustaría ser perfectos….. y todos sufrimos cuando nos equivocamos……
    2. Nunca podremos cambiara si no nos dan la oportunidad de cambiar…..si el maestro no nos corrige, no podremos mejorar en los estudios, si los padres no nos corrigen no podremos mejorar como personas..
    3. Por eso tenemos que acoger con cariño las correcciones de los maestros, de los padres y de los catequistas…porque lo hacen porque nos quieren……
  5. La tercera gran lección nos la da Jesús con las parábolas de la misericordia: la oveja perdida, la moneda perdida, el hijo pródigo…. Porque la clave para que mejoremos está en la misericordia y el amor. ….
    1. La mayor alegría de un padre es tener unos hijos perfectos…. Y de un maestro son las notas de sus alumnos… y de un entrenador son los goles de sus jugadores….
    2. Pero para ello, tenemos que tener paciencia que no es nada fácil, constancia para seguir siempre corrigiendo… y sobre todo amor, para hacerles ver que los queremos.
  6. Pidamos a Dios que nos ayude a todos, los pequeños y los grandes, a aprender estas tres lecciones para este curso que está comenzando: a reconocer nuestros errores, a ayudar y corregir a los que los cometen dándoles siempre otra oportunidad para mejorar, y a hacer todo esto con el amor que Dios nos pide.