viernes, 2 de enero de 2015

CICLO B - 2º DE NAVIDAD. NIÑOS.  4 ENERO 2015
Lecturas:  Eclesiastico 24,1-4. 12-16    Sal 147   Efesios 1, 3 - 6. 15-18   Jn 1, 1-18
Eclesiástico: la sabiduría hace su propio elogio, en medio de su pueblo será ensalzada y admirada.
Salmo: el verbo se hizo carne y acampó entre nosotros.
Efesios: bendito sea Dios, Padre de nuestro Sr. Jesucristo que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales, él nos eligió, para que fuésemos Santos e irreprochables. Por eso no ceso de dar gracias a Dios para que nos de espíritu de sabiduría y revelación y comprender toda la esperanza a la que nos llama.
Juan: en el principio existía la palabra, y la palabra era Dios. Por medio del se hizo todo y él era la luz de los hombres quinto el verbo era la luz verdadera que alumbrar todo hombre, al mundo vino y el mundo no la conoció, pero a cuantos la recibieron le dio el poder de ser hijos de Dios.


Signos que vamos a utilizar:  un envase al que vamos a ir llenando de todas las sobras de la Navidad:  papelillos, botellas vacías, platos de plastico,  almax para el estómago.  Una bolsa de basura a la que vamos a ir llenando de lo que sacamos de este envase.
Y una palabra escrita en grande "AMOR" .
Tenemos que vaciarlo para meter dentro la palabra "amor", que es lo único que va a provocar en nuestra vida la felicidad.

HOMILIA:
1)      La moda también ha llegado a la Navidad, y nos parece que para que sea Navidad necesitamos a papá Noel escalando a nuestros balcones, el Belén, el turrón, el champán. Y supongo que cuando Dios mira desde lo alto y contempla nuestras navidades se debe preguntar ¿y para esto fui yo?
2)      Y en estos días, cuando la Navidad ya empieza a ir de paso, habría que preguntarse ¿de verdad que he sentido la Navidad en mi corazón, de verdad siento que el mismo Dios nace dentro de mí? O nos hemos quedado solo en la apariencia en lo superficial y en lo festivo. Nos invade la moda de lo superficial, lo pasajero, lo que no tiene importancia y todos de una forma o de otra podemos caer  en dichos errores.
3)      ¿Que ha quedado de verdad en nuestro corazón, significado hoy por este envase?
a)      y lo vamos llenando de lo que nos ha sobrado en Navidad:  envoltorios de turrón, botellas vacías, papelillos, platos de plástico..
4)      Para mucha gente la Navidad ha sido sólo esto y nada más que esto........¿Qué tipo de personas produce esta forma de vivir la Navidad? ¿qué tipo de mundo vamos construyendo al vivir la Navidad de esta forma?
5)      Por eso hoy de nuevo, la palabra de Dios nos vuelve a recordar que la  palabra es la luz que ilumina a toda persona y que le da la sabiduría para encontrar la felicidad, pero cada uno somos libres de aceptar esta luz en nuestra vida o de alejarnos de esa sabiduría...... Y esa palabra y esa sabiduría tienen nombre que se llama amor.
6)      Pero para que el amor nos quepan nuestro corazón, tenemos que ser lo suficientemente auténticos como para eliminar todo lo que nos sobra.  vamos quitando y tirando a la basura superficial. Y dejar de esta forma espacio para que EL AMOR LO INUNDE TODO.  (metemos en la vasija la palabra "AMOR")
7)      La palabra de Dios es algo inmensamente  grande y cercano, más importante para la vida de cada persona. Una palabra, si alguien la pronuncia, es para que alguien la escuche. Dios-Palabra, Dios - amor , Dios- sabiduria, es el Dios comunicable.  Es el Dios que sigue queriendo nacer dentro de cada uno de nosotros.... y quedarse dentro.
8)      Y somos nosotros los que libremente le decimos que entre o que se quede fuera de nuestro corazón. Que entre o que se quede fuera de nuestra vida, y esto se va a notar en nuestra vida diaria y en los hechos diarios. Somos lo que vivimos y hacemos......porque nuestra vida es el espejo de lo que sentimos.....demostramos con nuestra vida y hechos lo que realmente somos......
9)      Pongamos de moda a Dios en medio del mundo, pongamos de moda su amor, su solidaridad, su generosidad, su profundidad, su capacidad de entrega a los demás. Pongamos de moda Dios dentro de nuestra vida. Dejemos que los auténticos valores de la Navidad marquen nuestra forma de ser que todos los días del año.