sábado, 27 de enero de 2018

ciclo B - 4º T. Ordinario. Niños 28 enero 2018

Lecturas: Dt 18,15-20    Sal 94      1ª Cor 7, 32-35    Mc 1, 21-28
Deuteronomio: No quiero ver al Señor ni acercarme a su luz porque no quiero morir. Dios dijo: suscitaré de entre vosotros un profeta, y pondré mis palabras en su boca  y les dirá lo que yo les mande. Y no suavizará mi palabra ni dirá lo que yo no le he dicho.
Salmo: ójala escuchéis la voz del Señor y no endurezcáis el corazón.
1ª Cor: no debéis tener el corazón dividido.
Marcos: Jesús predica en la sinagoga el sábado. Estaba allí un hombre endemoniado ¿qué quieres de nosotros, has venido a acabar con nosotros? .. sal  de él.. ¿qué es esto de enseñar con autoridad?

SIGNOS QUE VAMOS A UTILIZAR:
Necesitamos a un  grupo de Niños que va a estar alrededor de una mesa, ante dicha mesa que representa el mundo en el que vivimos, van a venir a ofrecernos diferentes ofertas que tenemos que saber elegir. Una de ellas, un chico con una trompetilla ofrece el amor y el bien. Otro con otra trompetilla ofrece consignas de ofertas y comodidad.

 HOMILIA
1)    Queridos niños, el mundo no es el lugar ideal que soñamos, sino que está lleno de cosas buenas y malas. Por ejemplo esta semana próxima el día 30 de enero será el día  internacional por la paz y la no violencia.. ¿creéis que es necesario?¿por qué? .. porque en el mundo hay muchas guerras y es necesario mejorarlo…
a)    En tiempos de Jesús y en el resto de la historia siempre ha sido así, el bien y el mal en el mundo coexisten, y lo mismo pasa dentro de nosotros mismos. El Evangelio nos dice que Jesús se encuentra con un hombre poseído de un espíritu inmundo, del espíritu del mal. Hoy también hay muchas personas que llevan dentro el espíritu del mal, porque van provocando: guerras, hambre, corrupción, violencia, muerte.
b)    ¿qué podemos nosotros hacer? … esta es la gran pregunta, ¿Qué hace Dios y qué hacemos nosotros ante el mal del mundo?.
c)    Y esta es quizás la respuesta que Dios nos da con las lecturas de hoy…..
2)    Dios no se queda de brazos cruzados, sino que envía a profetas como  mensajeros de su buena noticia en medio del mundo. Lo hizo por medio de Moisés para salvar a los judíos de la esclavitud de Egipto, y lo sigue haciendo , en cada mundo particular…. Manda profetas en el mundo de la escuela, de la calle, de los jóvenes y los niños, etc…(sale un Grupo de varios niños sentados alrededor de una mesa)
a)    ¿quiénes son estos profetas de hoy que están llamados a poner  paz en las peleas, ayudar a los que lo necesitan,,?... Somos nosotros, vosotros….. (sale un niño con una trompetilla o altavoz diciendo: Dios nos ama, ama a tu hermano, no a la violencia, compartamos lo que tenemos, vive sano, no seas egoísta etc)…dirigiéndose a los que están en la mesa… y a todos….. (va repitiendo la consigna)
b)    Pero esto no es fácil de hacer porque hay además otros mensajes……. (los niños que están en la mesa se dedican a mirar la tele , jugar  con los móviles y  no se enteran de nada…. otro niño sale con un cartel que dice: ofertas: y va diciendo consignas como: si queréis ser como Messi deberéis comprar zapatillas “LA ESTRELLA”,…Bebe y olvida…estudiar es de tontos, diviértete. etc)
c)    Y el mundo, representado por estos niños de la mesa, tienen una mezcla de mensajes contradictorios que hacen que no sepamos muchas veces lo que es mejor, lo que tenemos que hacer…
3)    ¿dónde está la verdad? ¿Qué mensaje debemos seguir? ¿Cómo saber cuál es el mensaje que de verdad nos puede hacer personas felices y puede hacer que el mundo vaya mejor?
a)    La clave está en mirar al mensajero de la Palabra, porque este mensajero no es un correo que lleva un mensaje …. es un profeta, que es una persona que hace vida en su vida el mensaje que lleva…..
b)    No es creíble un niño peleón que va a una manifestación contra la violencia, ni es creíble un jugador que esté gordo y no entrene, ni es creíble un padre que fume y le diga a su hijo que fumar es malo….
c)    Sólo es creíble el mensaje de aquel profeta que sea coherente con el mensaje que anuncia…… por eso Jesús tenía autoridad y decía y predicaba lo que después hacía en su vida…..esta es la clave….Un Jesús que cura al enfermo, que sana al endemoniado, que da de comer a los pobres…. es creíble cuando habla de salvación….
4)    Pues si tú y yo somos mensajeros, profetas de la Buena noticia del Reino de Dios en medio del mundo ¿somos creíbles con nuestro mensaje o estamos engañando entre lo que decimos y lo que hacemos? ¿entre venir a la catequesis y a misa, y  muchas veces vivir luego en la calle lo contrario de lo que decimos?..
a)    Responder diciendo: si creo o no creo….
i)      ¿creéis en una persona que habla de paz y que luego se pelea con todos? …. No creo
ii)     ii)      ¿Creéis en quien dice que tenemos que cuidar nuestro cuerpo: y no fuma ni bebe y entrena… si creo…
iii)    iii)    ¿creéis en el amor de unos padres que os perdonan y os ayudan? … si creo
iv)   iv)    ¿creéis en los que dicen que hay que ser generosos, y luego viven despilfarrando dinero? .. no creo
v)    v)      ¿Creéis en los que dicen que hay que compartir y luego los veis dando comida y ropa a los inmigrantes y  a los pobres? …. si creo..
5)    Hoy es uno de esos días en los que tenemos que dar ejemplo. Hoy celebramos en la Iglesia el día de la infancia misionera, que sirve para promover la solidaridad entre todos los niños del mundo, de forma que los que vivimos en el mundo rico ayudemos a los que viven en la pobreza, para que también tengan pan, salud, escuela y derechos.
a)    Hoy es un día para compartir lo que tenemos, desde nuestra oración hasta nuestro dinero

6)    Pidámosle al Señor Jesús , modelo de profeta, capaz de predicar con la palabra y con la vida, que nos dé fuerza de voluntad para que cada uno de nosotros en nuestros ambientes, seamos capaces de predicar de una forma creíble la Buena noticia de un mundo que puede ser ideal, siempre que todos nosotros vivamos de verdad como hermanos.
Publicar un comentario

ciclo B - 33 del T. Ordinario Niños 18 noviembre 2018

Ciclo B - 33 del T. Ordinario 18.11.2018 Lecturas: Dan 12,1-3 Sal 15 Hb 11,14-18 Mc 13,24-32 Daniel: Serán tiempo s difíciles como no ...